Drew Barrymore regresa a la comedia con “Santa Clarita Diet”

00

Drew Barrymore tiene el encanto de ser ocurrente. Hace reír a cualquiera con el menor esfuerzo provocando un ambiente de confianza entre desconocidos, justo como lo hizo este miércoles cuando, al aparecer frente a la prensa extranjera para hablar de la serie que protagoniza, “Santa Clarita Diet”, primero se disculpó por lo extremadamente blanco de sus piernas y el tiempo que le hizo falta para rasurarse.

A manera de defensa podríamos decir que iba adhoc con Sheila, su personaje en la producción de Netflix. Es una especie de zombie muy distinto de lo que se podría imaginar. Está casada desde hace 21 años, es madre de una adolescente, vive en un barrio “perfecto” de clase media, trabaja en una empresa de bienes raíces y todo es relativamente normal hasta que un día tiene un ataque de vómito. Sin pulso cardiaco, sangre coagulada en su cuerpo y las claras señas de muerte, Sheila se siente más viva que nunca: está llena de energía, tiene un insaciable deseo sexual y está dispuesta a hacer todo lo que no había podido en su vida monótona, aunque para ello necesite comer carne humana.

“Es emocionante hacer a una mujer que se estaba empoderando, perdiendo peso, encontrando un nuevo confidente, encontrando todo eso en un momento en que tu vida se desmorona, tienes que encontrar todas esas cosas hermosas. Para mí fue totalmente una metáfora de mi vida y me siento verdaderamente afortunada” dijo la actriz.

La idea de llevar a la pantalla de Netflix “Santa Clarita Diet” nació de Victor Fresco y su interés por mezclar comedia con lo esencial de la vida y la muerte al mismo tiempo, así como retratar el empoderamiento del personaje protagónico y reflejar a la sociedad actual a la que define como narcisista en eso de tener lo que se quiere en el momento que lo quieran y que a él le pareció una metáfora bastante particular de la muerte.

“No quiero risas vacías, quiero comedia que venga de la humanidad, de los problemas diarios y eso es lo que nosotros estamos haciendo” dijo la actriz a la prensa en un momento de la charla y luego agregó.

“Ella está comiendo humanos, está haciendo cosas que nunca tuvo oportunidad de hacer antes”. El cambio de vida lo sobrelleva junto a su esposo, Joel Hammond (Timothy Olyphant), quien la acompaña en ese camino. En esa nueva dinámica la familia se ve envuelta en experiencias completamente distintas.

Barrymore recordó su experiencia desde niña en la ficción como “E.T”. Dijo que su mejor época del cine fue por allá de los 70 pero sin duda el proyecto de “Santa Clarita Diet” la volvió un ser humano más feliz, tan feliz que ella provechó para bromear y platicar con el público junto a Timothy y el showrunner, Víctor Fresco.

 

 

Fuente: El Dictamen

Tags